Nominación y pocas publicaciones

Llevo un buen tiempo alejado de las letras. No es que estas me hayan aburrido, sino que simplemente he estado atacado últimamente por una serie de olas que invaden mi cabeza a modo de montaña rusa. Además de esto se le ha sumado todo el estrés a causa de las diferentes situaciones que acompañan a los diversos pensamientos, los que se pueden incluir en categorías como salud, trabajo, amor, recuerdos, entre muchos otros más.

Dentro de lo personal, también he tratado de hacer cosas nuevas y diferentes. Otras las tengo en una lista de pendientes que seguramente realizaré cuando haya encontrado un poco de estabilidad económica. Cada día me he propuesto diferentes metas, las cuales, como ha sido el patrón de mi vida, las he ido aceptando, rechazando, descartando, retomando, analizando, y así y viceversa y al revés también. Tan complicado como suena, es como lo pienso y lo siento dentro de mi cabeza. Hay algunas que son más persistentes y que me acompañarán hasta que las cumpla. Otras dejan de ser prioridad por diversos cambios anímicos, en fin.

Hace unos pocos días me puse a leer algunas entradas, y de pronto me encontré con nominaciones a mí en premios de wordpress, habiendo sido nominado por la bella Zoe Ruiz.

Por razones de tiempo obviamente no he leído todas las publicaciones desde que empecé a estar ausente, y la verdad es que desconozco si he sido nominado a otros, y en caso que lo haya sido, pido disculpas a dichos bloggers por no mencionarlos.

Cuando vi que estaba incluido en la premiación, me sentí muy avergonzado, pues siento que de tanto tiempo de inactividad (y además con mi participación intermitente en el blog) no merezco ser nominado a ninguna de ellas.

Sin embargo, dentro de la nominación se encontraba la frase “No dejen nunca de escribir”. Cuando la leí, no pude dejar de conmoverme por mi propia persona. Tanto que creo que me llenó de inspiración para escribir algunas palabras y quizá de alguna manera sacar un poco de mí lo que tengo encerrado y aprisionado en mi mente.

Primero que todo, debo agradecer a Zoe este gesto. Es una de las blogger que más admiro por la originalidad en sus publicaciones y lo cautivantes que llegan a ser. Me sentiría un mal agradecido de haber visto la publicación y no haber comentado nada al respecto, aunque sienta que no la merezco. Y tal vez por esa misma razón tampoco me atrevería a nominar a nadie, puesto que todos aquellos a quienes sigo considero que crean un contenido bastante interesante y enriquecedor, cada uno de acuerdo a su estilo y sus objetivos.

La verdad me gustaría volver a tener la fluidez que tenía hace algún tiempo, pero ya conociéndome desde hace 26 años (y sigo descubriendo cosas de mí), sé que en algún momento volveré a tener la dedicación y la creatividad de volver a generar contenido como lo hice hasta hace poco durante lo que considero un corto período de tiempo, y también quizá se dé la ocasión de hacer mi período creativo más extenso y rico en palabras.

Las motivaciones para escribir nunca son claras. Más que nada siento que son cosas que salen desde adentro. Es más. Siento que mientras más elaborada trate de realizar la publicación, más me cuesta quedar conforme con el resultado. En ese aspecto puedo decir que la mayoría de mis publicaciones han sido gatilladas por alguna idea loca que se me ha cruzado por la cabeza, como también por el estallido de algunas emociones o quizás que otras cosas más. Por eso más que nada me consideraría dentro de la categoría improvisado. Creo que eso ha hecho que me haya costado darle forma al Viaje de Noah, y creo que me seguirá costando hasta que decida dejar de continuarlo (espero que no y se convierta en una historia sin fin).

Como ya mencioné antes, no me siento digno merecedor de los premios, sin embargo, como ya lo mencioné anteriormente, puedo decir que considero a todos los que sigo y también a quienes me siguen. Si tienes curiosidad por saber cuales son los blogger a quienes sigo, puedes encontrarlos en el siguiente enlace. Debo decir que es una lista extensa y está actualizada al día de hoy (a menos que wordpress me esté mintiendo). Y mis seguidores… Bueno, Tú que estás leyendo lo eres, a quienes les gusta lo que escribo y también quienes comentan en algunos lados por aquí por allá.

Un abrazo para todos los que quisieron llegar hasta el final de esta publicación, y también a quienes no, pero leyeron el pie.

Y gracias a todos por crear y construir contenido.

Anuncios